QUÉ ES EL RECICLAJE

Llamamos reciclaje a los diversos procesos que tienen como fin la recuperación o reutilización de los materiales que han sido desechados. Gracias a estos procesos, obtenemos materias primas de productos previamente elaborados para elaborar otros productos sin que se tenga que extraer su equivalente de materia prima de la naturaleza. De esta manera, contribuimos a la conservación de los recursos.

En nuestro caso, los envases de vidrio son reciclables al 100%, un envase da vida a otro exactamente igual, sin perder sus estándares de calidad. Gracias a este proceso, evitamos la extracción de materias primas, ahorramos en energía y reducimos las emisiones de CO2 a la atmósfera.

POR QUÉ ES IMPORTANTE RECICLAR

El reciclado constituye un factor clave de competitividad para las economías y empleo y una apuesta por el tejido industrial y la innovación en nuestro país.

El reciclado de envases de vidrio ahorra materias primas y energía, evitando las emisiones de CO2 a la atmósfera y el aumento de residuos que van al vertedero. En resumen, es un elemento esencial de minimización de los efectos del cambio climático.

Los envases de vidrio son 100% reciclables: de cada botella, botellín, tarro o frasco que reciclamos se puede obtener otro envase exactamente igual durante infinitos ciclos y sin perder calidad. Al reciclar los envases de vidrio se evita extraer de la naturaleza arena, sosa y caliza para fabricar nuevos envases, lo que nos ayuda a conservar los recursos naturales.

TIPOS DE RECICLAJE

Los principales tipos de reciclaje son: orgánico, papel y cartón, envases y vidrio.

Desde Ecovidrio, gestionamos íntegramente la recogida selectiva de residuos de envases de vidrio, además de proporcionar y mantener las infraestructuras necesarias para facilitar a los ciudadanos su colaboración.

Las empresas envasadoras pueden adherirse al Sistema Colectivo de Responsabilidad Ampliada, también conocido como SCRAP, y delegar así su gestión de residuos. Estas empresas adheridas financian nuestro sistema a través del Punto Verde* y gracias a ellos podemos poner en marcha planes de sensibilización ciudadana, infraestructuras de recogida y planes de prevención y ecodiseño.

CÓMO SE RECICLA EL VIDRIO

El vidrio reciclado necesita menor temperatura para ser fundido que la materia prima original, con lo que se reducen las emisiones de gases de efecto invernadero.

Todo el vidrio que se recicla no va a parar al vertedero, evitando así el aumento de su volumen.

DIFERENCIAS ENTRE RECICLAR Y REUTILIZAR

Aunque sea fácil confundir los términos, existen claras diferencias entre ambos:

Reciclar: volver a usar el material del que está hecho un producto determinado para convertirlo en algo útil.

Reutilizar: volver usar un producto nuevamente.

TIPOS DE CONTENEDORES DE RECICLAJE

Durante el 2016, Ecovidrio puso en marcha diversos pilotos que permitieron analizar datos, optimizar las rutas y ofrecer un mejor servicio gracias a los contenedores inteligentes golocalizados y conectados al centro de análisis de datos. Gracias a estos datos, se permite recoger de acuerdo a su productividad y frecuencia de llenado, ganando en eficacia, eficiencia y sostenibilidad.

Existen varios tipos de contenedores:

Para el sector hostelero: 20.000 contenedores especiales (VACRI) dotados de sistemas mecánicos que facilitan el reciclaje de vidrio:

Contenedores VACRI: se trata del mecanismo compuesto por dos elementos complementarios que se fijan al cubo rodante y al contenedor habitual de recogida selectiva. Este sistema permite descargar el vidrio con un simple volteo.

Contenedores ALE- HOP: entregamos al establecimiento un cubo de 120 litros de capacidad con un enganche específico. El mecanismo de palanca y anclaje permite volcar todo el contenido del cubo sin apenas esfuerzo

Para otros colectivos ciudadanos: adaptación de los contenedores para personas con discapacidad y de los vehículos especiales para la recogida ‘puerta a puerta’ en zonas de difícil acceso.

PROCESO DE RECICLAJE DE VIDRIO PASO A PASO

La cadena de reciclado de vidrio es un círculo perfecto en el que los envases vuelven a la vida infinitas veces. Todo el engranaje que se activa al reciclar es un claro ejemplo de sostenibilidad y de economía circular. Para hacerlo posible, es muy importante la labor conjunta de la hostelería, la industria y las administraciones públicas, pero sólo el ciudadano responsable es capaz de ponerlo en marcha.

El pequeño gesto de cada uno de nosotros supone un compromiso de mucho valor para el medio ambiente y el desarrollo social sostenible.

  1. Consumidor Responsable

    La cadena de reciclado se inicia con tu colaboración. Al depositar correctamente los envases de vidrio en el contenedor verde contribuyes a cuidar el medio ambiente y generar empleo y riqueza. Sin ti no sería posible.

  2. Recogida

    Los residuos de envases de vidrio depositados en los contenedores verdes se recogen de forma selectiva y se transportan a la planta de tratamiento. El vidrio es reciclable al 100% y puede dar lugar a nuevos envases infinitas veces sin perder propiedades ni estándares de calidad.

  3. Planta de tratamiento

    Los residuos de envases de vidrio que se transportan llegan a la planta de tratamiento. Estos residuos se someten a un proceso de separación y triturado. Así, obtenemos el calcín: pequeños fragmentos de vidrio limpio que sirven como materia prima.

  4. Fábrica de envases

    El calcín llega a la vidriera, evitando la extracción de materias primas como la arena, la sosa y la caliza. El vidrio reciclado da origen a nuevos envases de idénticas características y calidad que los iniciales. Además, este proceso reduce las emisiones de CO2 y ahorra energía. Esto se debe a que la temperatura de fusión del calcín en los hornos vidrieros es menor que la de la materia prima.

  5. Envasador

    Las compañías envasadoras utilizan los envases de vidrio como continente del producto que comercializan. Más de 2.600 compañías financian el sistema de reciclado con sus aportaciones a través del Punto Verde.

  6. Comercio

    En los establecimientos comerciales podemos encontrar los productos envasados en vidrio que cumplen con la normativa. Estos se diferencian de los demás por el Punto Verde de su etiqueta.

RECICLADO DE VIDRIO EN ESPAÑA

La tasa de reciclado en España es del 69,7%, según los últimos datos del MAGRAMA (2014). Esta cifra sitúa el reciclado en España por encima de la exigencia de la Unión Europea (60%), por encima de países como Reino Unido, Portugal, Eslovaquia, Polonia, Hungría o Grecia. Cada español recicló una media de 16,2 kg de vidrio, unos 62 envases por persona.

La recogida de residuos de envases de vidrio a través del contenedor aumentó un 4% en 2016, el mayor incremento de los últimos siete años.

En 2016, gracias al reciclado de vidrio, se ha evitado la emisión a la atmósfera de 504.000 toneladas de CO2, la extracción de 900.000 toneladas de materias primas y el ahorro de 1,6 millones de MWhde energía.

La tasa de contenerización de España es de las mejores de Europa, con un contenedor por cada 220 habitantes, lo que supone que hay más de 211.000 contenedores instalados en nuestro país.

El 53% de los hogares manifiesta contar con un contenedor a menos de 50 metros de su vivienda. El 77% piensa que el reciclaje de vidrio contribuye al progreso económico y social.

El 100% de los envases de vidrio depositados en el contenedor verde son reciclados.